¿QUE SUCEDE CON LAS FINCAS URBANAS CUYO DESARROLLO URBANISTICO NO SE HA PRODUCIDO? ¿DEBEN PAGAR IBI COMO SUELO URBANO?

En el año 2014 es dictada importante Sentencia, STS 2159/2014 – ECLI:ES:TS:2014:2159, Id Cendoj: 28079130022014100269, Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Contencioso, Sede: Madrid, Sección: 2, Fecha: 30/05/2014, Nº de Recurso: 2362/2013,
https://www.poderjudicial.es/search/TS/openDocument/2b83e52d24718f30/20140613
que considera que los suelos urbanizables sin planeamiento de desarrollo detallado o pormenorizado deben ser clasificados como bienes inmuebles de naturaleza rústica y se aprueban nuevos criterios para su valoración teniendo en cuenta sus circunstancias de localización
La Ley 13/2015, de 24 de junio, modifica la Ley de Catastro Inmobiliario para agilizar y regular el cambio de clasificación de estos suelos urbanizables y se modifica el procedimiento simplificado de valoración colectiva, lo que permitirá en lo sucesivo adaptar con mayor agilidad los criterios de valoración contenidos en las Ponencias de valores catastrales a los cambios en las circunstancias urbanísticas de los inmuebles, sin necesidad de aprobar nuevas Ponencias,

¿Cómo se valorarán estos bienes, que, si bien han sido clasificados como urbanizables, aún no cuentan con ordenación detallada o pormenorizada?

Tratándose de inmuebles rústicos cuyo suelo haya sido clasificado como urbanizable por los instrumentos de ordenación territorial y urbanística aprobados o cuando éstos prevean o permitan su paso a la situación de suelo urbanizado, siempre que se incluyan en sectores o ámbitos espaciales delimitados y en tanto no cuenten con determinaciones de ordenación detallada o pormenorizada, la valoración catastral se realizará mediante la aplicación de los módulos que, en función de su localización, se establezcan por Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. En tanto se dicta dicha orden ministerial, se remite a la Orden EHA/3188/2006, de 11 de octubre.

¿Cómo adaptar los valores?

El cambio de naturaleza de los bienes inmuebles será de aplicación a partir del primer procedimiento simplificado de valoración colectiva que se inicie con posterioridad a la entrada en vigor en el 2015 de la modificación y, señala, a tales efectos los Ayuntamientos deberán suministrar a la Dirección General del Catastro información sobre los suelos que se encuentren afectados.

Esta situación legal es claramente resumida en SENTENCIA del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía sede en Granada, Fecha: 02/03/2023, Tipo resolución: Sentencia , Sección: Segunda, Número Sentencia: 482/2023, Número Recurso: 1416/2019, Núm. roj: STSJ AND 2612/2023, Ecli: ES:TSJAND:2023:2612:
https://www.poderjudicial.es/search/AN/openDocument/2265e7f7d425101fa0a8778d75e36f0d/20230518
Este nuevo criterio de valoración no supone considerar a los suelos objeto del mismo como urbanos, sino que, por el contrario, se configura como criterio de valoración de los suelos rústicos.
Además, el n.º 2 del art. 28 de la Ley del Catastro Inmobiliario obliga al Catastro y al Ayuntamiento a iniciar un procedimiento de valoración colectiva «cuando, respecto a una pluralidad de bienes inmuebles, se pongan de manifiesto diferencias sustanciales entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes, ya sea como consecuencia de una modificación en el planeamiento urbanístico o de otras circunstancias». Y es que el incumplimiento de obligaciones legales por parte del Catastro y/o el Ayuntamiento no puede beneficiar a este último que, mientras tanto, se ha enriquecido injustamente con unas cuotas de IBI que eran improcedentes, o de ser procedentes lo eran en menor cuantía que las que ha recaudado.

¿Puede Catastro y Ayuntamiento seguir valorando estos bienes, utilizando Ponencias de Valores anteriores a la Ley 13/2015?
No, tanto el catastro como los Ayuntamientos, deben con base legal en el n.º 2 del art. 28 de la Ley del Catastro Inmobiliario debe, iniciar un procedimiento de valoración colectiva «cuando, respecto a una pluralidad de bienes inmuebles, se pongan de manifiesto diferencias sustanciales entre los valores de mercado y los que sirvieron de base para la determinación de los valores catastrales vigentes, ya sea como consecuencia de una modificación en el planeamiento urbanístico o de otras circunstancias» y , en todo caso, si no es colectivo, sino singular, tramitar procedimiento de revisión de valoración.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *